Escribiendo en internet (I): brigada de ortografía

Con la llegada de los SMS y su espacio limitado, los jóvenes (y no tan jóvenes) empezamos a escribir casi sin vocales. Que quepa en un mensaje para no pagar dos. Los padres y profesores se llevaban las manos a la cabeza: se hicieron estudios que relacionaban suspensos con las faltas ortográficas adquiridas en el mundo del chat y de los mensajes de texto.

Scrabble

Sin embargo, Twitter también tiene limitación de texto y no sé vosotros, pero en mi timeline cada vez hay menos faltas de ortografía. En Facebook y Google +, lo mismo. Hasta tengo amigos que ponen las tildes en Whatsapp y muchos que han mejorado muchísimo su forma de escribir desde que están metidos en el mundillo social. ¿Evolución?

Recuerdo cuando empecé a tener cuentas en Facebook, Twitter y derivados. Yo venía del mundo del Messenger, donde la premisa era escribir rápido y poner muchos iconos (y si se movían, mejor). La gente a la que seguía no escribía mal pero tampoco había un ansia de perfección como existe ahora. Hoy en día, confundir ahí con hay puede ser tu perdición o, al menos, un quebradero de cabeza.

Internet es un escenario público. Al igual que un actor debe vocalizar y procurar que en la última fila también le oigan, nosotros como usuarios debemos procurar que se nos entienda. Esto engloba muchos factores, como el tono que le demos o el contexto, pero de eso hablaremos otro día. Hoy, nos centraremos en la ortografía, destacando 4 puntos que hoy son algo normal en el mundo digital, pero que antes no lo eran tanto:

  •  Autocorrección personal

Siempre hay que leer los mensajes antes de lanzarlos. Dos, tres veces. Sin embargo, somos humanos y alguna falta de ortografía se nos puede escapar. Hace unos años no pasaba nada por esto, se daba por hecho que las faltas eran parte de nuestra vida, en mayor o menor medida.
Hoy son intolerables. A tanto ha llegado la fiebre por el buen escribir que muchos usuarios reescriben los tuits corregidos cuando se equivocan y piden disculpas por su fallo.
Además, si no nos corregimos nosotros mismos podemos caer en las garras de los…

  •  ‘Talibanes ortográficos’

Esta especie se nutre de una hache mal puesta, una b en lugar de una v o una tilde desaparecida. Los tuiteros despistados son sus presas favoritas. El ataque seco y brusco su modus operandi.
Los conocidos como ‘talibanes ortográficos’ son la rama más radical de la defensa de la escritura correcta en las redes sociales. Seguro que alguna vez te has topado con alguno: no te dan opinión sobre el tema a tratar ni aportan más que hacerte saber (a ti, al mundo y, si es posible, al espacio exterior) que has metido la pata. Que así no se escribe. Que has suspendido.
No los confundas con los usuarios que, educadamente, llaman tu atención sobre una falta ortográfica, con prudencia y posiblemente un emoticono sonriente. Ellos sólo quieren salvarte antes de que un ‘talibán’ te encuentre. Él no tendrá piedad contigo. Aunque, a veces, ellos también se equivocan:

Tweet Reverte

  • Los ‘hoygan’

El otro extremo, también bastante odiados por el grueso de los usuarios de internet y la pesadilla del grupo anterior. Los llamados ‘hoygan’ tienen la capacidad de escribir de modo que escalofríos recorren tu espalda al leerlos: dejan caer las haches (que son gratis), tienen el Bloq. Mayus siempre activado y la v no existe en su teclado.
El rechazo que producen este tipo de usuarios hoy en día es una muestra de lo mucho que la gente ha llegado a preocuparse por escribir bien.

  • Famosos o empresas

Si antes hemos dicho que las redes sociales son un lugar público, esto se acentúa para los personajes públicos o las empresas. Con la gran cantidad de seguidores que consiguen y la influencia que tienen, una falta ortográfica puede llegar a convertirse en una crisis… o en un chiste. Sólo hay que ver todas las críticas que recibió Alejandro Sanz cuando escribió ‘buestro’.

Personalmente, he sido testigo de una mejoría de la manera de escribir de la gente a la que sigo… y de la mía. Me cuesta mucho seguir a gente que comete constantes faltas ortográficas en sus publicaciones, cosa a la que antes no daba tanta importancia.

Como último ejemplo, solo queda mencionar (y hacer un gran #FF) a las cuentas de la RAE y de Fundeu, que solventan dudas online y no dejan de dar consejos que son compartidos hasta la saciedad por sus seguidores. La cantidad de preguntas que reciben al día es increíble y si siguen ganado adeptos, por algo será.

Otro día hablaremos sobre expresiones como ‘Ola k ase’, ‘LOL’ o ‘XD’, que ya adelanto que, aunque en un lenguaje corporativo no son (según el caso) muy correctas o recomendables, se pueden calificar de modas o, mejor aún, de lenguaje propio de internet. ¡Claro que sabemos que ‘Ola k ase’ está mal escrito! ¡Esa es su gracia! Pero eso es otro post…

Laura Castro – Departamento de RRSS

Anuncios

Un pensamiento en “Escribiendo en internet (I): brigada de ortografía

  1. Pingback: Escribiendo en Internet (II): in English, please | elblogdeduomocomunicacion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s